Receta de Panasotti

Los Panasotti son un tipo de pasta Italiana muy similar a los ravioli con la diferencia de tamaño,  son mucho más grandes y además el contenido de relleno es verdura siempre.

Esta pasta es un plato originario de Recco, una ciudad de Tiguillo, situado en Génova. El nombre probablemente provenga de Pansotti, debido a que la pasta puede tener un aspecto panzudo. Es un plato muy integrado en la cuaresma sobre todo, ya que carece de carne y puede ir relleno de hierbas amargas, remolacha y borrajas. Como alternativa a este tipo de hierba está las acelgas o espinacas, aunque cierto es que la boraja aporta un sabor y olor único a los Pansotti. En Génova, los pansoti se sirven mucho con una salsa de nueces y hierbas silvestres que crecen en la costa de Liguria.

Este plato también va acompañado de queso parmesano o el prescinseua, muy conocido en dicha región, similar a la mezcla que puede darse entre el yogur y el requesón.

Vamos a proceder a desarrollar un poco la receta de la pasta:

En primer lugar, para la masa necesitamos harina tipo 00 (350gr), un huevo, agua la que observemos que sea necesaria y una pizca de sal.

Para el relleno necesitamos las verduras necesarias, bien borajas o bien las espinacas o acelgas, un kilo. Un par de huevos. El queso Parmesano ya rallado, aproximadamente unos 50 gr, queso Ricotta unos 200gr. Nuez moscada y sal.

Para el preparado necesitamos en primer lugar preparar la verdura, la limpiamos y la hervimos en agua salada durante 20 minutos.

Más tarde tratamos de colar bien la verdura para que pierda todo el agua posible. Finalmente se tritura.

Una vez enfriada la verdura se mezcla con los huevos, la ricotta, el parmesano y la nuez moscada.

La masa por otro lado comenzamos echando la harina en forma de montaña, en el centro vertemos el huevo y un poco de sal. Comenzamos a amasar y le vamos incorporando poco a poco el agua necesaria hasta que se quede una masa dura y compacta.

La masa la extendemos y la cortamos en cuadrados , en el centro incorporamos la verdura preparada anteriormente y cerramos el cuadrado de forma triangular, sellando los bordes en el proceso.

El último paso es llenar una olla de agua, una vez que el agua hierva le echamos sal y un poco de aceite. Metemos los panasotti en el agua y los dejamos por dos minutos, hasta que se eleven a la superficie del agua. Finalmente se cuelan para quitarle el agua y se le incorpora la salsa que se quiera.

Una receta fácil y muy sencilla de una de las pasta más conocidas de Italia.