La contundencia del Norte

El Norte de Italia es la región con más frío, por lo que la gastronomía típica es más contundente que en el resto del país. Desde las salsas más espesas, pasando por la pasta y la carne. En esta zona de la región precisamente encontramos también muchos de los ingredientes más típicos de Italia tales como el tomate, el vinagre balsámico de módena, así como muchos de los quesos con renombre, Parmigiano Reggiano, Gorgonzola, etc

Con respecto a los platos típicos de esta zona destacamos tales como el carpaccio o el vitel tonné.

El carpaccio es un plato que consiste en una preparación de la carne cruda cortada muy finamente, la carne es aliñada con limón, aceite de oliva, sal, pimienta y queso, casi siempre es Grana Padano. Es un plato típico servido como aperitivo inventado por Giupseppe Cipriani.

Por otro lado el Vitel Toné es un plato preparado con carne vacuna. A la carne se le añade una salsa cocinada con huevo, aceite vegetal, crema de leche y atún. Para reforzar el sabor se le añade también anchoas y alcaparras.

El arroz

Otro de los datos a destacar en esta región, es el desarrollo del cultivo de distintos arroces, sobre todo arroces usados para la elaboración del Risotto. Es una arroz que se caracteriza por  tener mucho almidón a parte de tener que poder retener mucho liquido. Entre éstos el arborio, carnaroli o vialone son tipos de arroz de éstas características, con textura cremosa y riqueza de sabor para que la terminación del plato sea la propia del Risotto.

El plato fuerte

Otros platos conocidos de esta región son las tagliatelle y la lasaña, originales de la región de Emilia Romaña. Son platos mundialmente conocidos, especialmente la lasaña, cuyos ingredientes básicos son:

Para la masa: Harina, huevos, sal.

Para el relleno: Carne cartella, jamón serrano, zanahoria, cebolla, hoja de apio, mantequilla, nata para cocinar, vino blanco, harina, queso parmesano, nuez moscada, sal fina, pimienta negra molida, aceite de oliva y por supuesto la pasta al horno con la que se hace la lasaña. El secreto de ésta receta está en el tipo de carne elegido, ya que afecta al tiempo de cocción de la salsa y a su vez, al gusto final de la receta.

En resumidas cuentas, en el Norte de Italia, encontramos una amplia variedad de comida contundente, desde los quesos hasta la lasaña, pasando por el arroz de Risotto.