EL ORIGEN INCIERTO DE LA PIZZA

Podríamos hablar días sobre el origen de la pizza y no llegar a ninguna conclusión ya que hay varias teorías. Lo que sí sabemos es que el consumo de pizza ha estado ligado al consumo de pan, puede remontarse al momento en el los judíos comían una especie de masa dura sin levadura para acompañar las comidas.

Más tarde esta masa va evolucionando, y se le van añadiendo ingredientes para hacerla más sabrosa. En un principio se le van añadiendo a la propia masa, como ajo, especias, etc, posteriormente se empieza a condimentar la masa añadiendo los alimentos encima de ésta. Los alimentos eran casi siempre queso, tomate, dátiles, en general , sobras.

Ésta comida es en realidad una comida “inventada por pobres”, a efectos prácticos es pan con sobras, sobras que se colocaban encima de la masa. Con el tiempo, va evolucionando el cocinado de la masa y los ingredientes asemejándose más a lo que consumimos actualmente.

PIZZA DE NÁPOLES

La conclusión que podemos sacar es que el origen de la pizza, con toda probabilidad, sea en Italia, concretamente en la ciudad de Nápoles. La razón por la que afirmamos esto es la siguiente historia:

Raffaele Epósito un pizzero en Nápoles, poseía un pequeña pizzería llamada “Pietro il Pizzaiolo” en el que realizaba las pizzas donde la gente venía a consumir más tarde. Un día le realizaron un encargo especial, tendría que cocinar pizzas para los reyes Don Umberto I y Doña Margarita de Savoya. El resultado de ésto fue que la pizza tradicional de albahaca, mozzarella y tomate, gustó tanto a la reina Margarita que bautizaron a la pizza con su nombre. A partir de éste momento la gente quería consumir la pizza que la reina había probado.

Se dio entonces un suceso importante, éste hecho consiguió unificar al país ya que era una comida consumida tanto por reyes como por el pueblo.