EL ORIGEN

La receta típica de la carbonara italiana es la gran desconocida o equivocada.

Hay diferentes teorías sobre el origen de la salsa, lo único claro es de donde proviene el propio nombre. Carbonara deriva de carbone, cuyo significado es carbón. Se puede pensar que ésto se debe a que es un plato típico de la zona de los Apeninios o bien puede ser también por el aspecto de la pasta tras condimentar con la pimienta negra, asemejándose a fragmentos de carbón.

Como bien comenté anteriormente lo que nosotros entendemos por salsa carbonara no tiene nada que ver con la receta original. El secreto de esta receta es que no lleva nata, la salsa se hace a base de huevo y del mismo agua donde se hierva la pasta.

INGREDIENTES

Los ingredientes para realizar una buena salsa son los siguientes:

  • Cebolla cortada en pequeños tacos.
  • Ajo
  • Guanciale
  • Aceite de oliva
  • Huevos
  • Queso parmesano
  • pimienta negra y sal

En primer lugar, la cebolla se sofríe a fuego lento con el ajo en con la pizca de aceite. Cuando le quede poco tiempo de sofrito a estos ingredientes se le añade el guanciale. Se deja al fuego hasta que quede tostado.

En segundo lugar batimos los huevos. Una vez la pasta esté cocinada, se incorpora a la sartén. Un punto importante es quitar la sartén del sofrito del fuego. Con los espaguetis incorporados se le añade un vasito pequeño del agua donde se ha hervido la pasta y se le añade en último lugar los huevos batidos.

La salsa se remueve y con el propio calor de la sarten caliente el huevo se hace lentamente, conservando todo el sabor. Le añadimos la pimienta y la sal rosada para darle el penúltimo toque de sabor característico.

Para finalizar se le añade el queso parmesano a la pasta servida en el plato, teniendo la pasta con la salsa original carbonara Italiana, lista para tomar.